martes, 13 de enero de 2015

Luz entre candiles muertos

Mi candil se apaga
mi vela, antes con esperanza
va muriendo, es el spleen
de mi vida, encerrada en la tarde
tarde sin sed, sin agobio, sin hartura
que no acaba nunca
verso secreto, ave del que anhela
cuándo te llenarás de vida
y harto, te descargarás, y darás paso
a otra tarde de depresión inmunda
Cuándo podré tenerte, verso
Tarde entre tarde
Luz entre candiles muertos


5 comentarios:

  1. A veces todo se nos va oscureciendo, opacando hasta el punto de pensar que no habrá luz posible ante tanta negrura. Pero siempre la hay; siempre.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. depresión inmunda, velas apagadas. A veces es necesario estar rodeados de oscuridad para ver la luz que llevamos dentro. A veces es necesario llegar al fondo para coger el impulso e intentarlo de nuevo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo a veces busco la oscuridad para mirarme interiormente, y soy amiga de la oscuridad...
    Bellos versos a pesar de...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. la luz está sobrevalorada ja... a veces la oscuridad no es tan mala... salu2...

    ResponderEliminar